Protesis

Perdemos dientes por diversas causas, ya sea por caries, enfermedad periodontal, traumatismos, etc. Su pérdida produce varias consecuencias: Atrofia ósea, inclinaciones dentarias, perdida de puntos de contacto, alteración del plano oclusal, sobrecarga de los dientes remanenetes y problemas en la articulación temporomandibular.

El correcto funcionamiento de las piezas dentarias favorece la conservación del hueso que las rodea. Por ello es importante su reposición.

La reposición de los dientes perdidos se hace mediante prótesis. Las prótesis pueden ser unitarias (un solo diente), parciales (varios dientes) y completas (todos los dientes). Asimismo esta puede ser removible ("de quita y pon"): Esqueléticos y prótesis parciales o completas de resina, o puede ser fija y apoyarse sobre los dientes remanentes (puentes) o sobre implantes.

También puede reponerse el volumen óseo perdido por la atrofia debida a la ausencia de dientes.

Antes y después

Pasa el ratón por encima de las imágenes (o tocalas desde tu movil o tablet) para ver el antes (casos reales)

Caso real protesis Después
Caso real protesis Después